gallery/texto ltr

UN PASO MÁS ALLÁ DEL AJEDREZ

Los Tres Reinos
Fundación Empatía y Evolución
gallery/logo los tres reinos 13-08-18
AJETREZ Los Tres Reinos
AJETREZ Los Tres Reinos
https://twitter.com/ajetrez
canal de Ajetrez

Escuchanos todos los sábados de
3 a 4 p.m.
AJETREZ EN LA RADIO

Emisión en vivo, Audio y Video

Cuenta la leyenda que en un lugar muy lejano existían Tres Reinos dirigidos por tres sabios Monarcas, durante muchos años mantuvieron excelentes relaciones de vecinos, pero fueron creciendo y creciendo hasta que sus poblaciones comenzaron a unirse.

 

Viendo que ya  Los Tres Reinos comenzaban a ser como uno sólo, estos tres Monarcas decidieron reunirse para aclarar como resolverían el cuidado de sus pobladores y el manejo de sus leyes.

 

Al centro de Los Tres Reinos existía una tierra en la que convergían los tres territorios y era el lugar donde llevaban a cabo los intercambios comerciales, los festivales y los eventos deportivos en el que participaban con la mayor camaradería, fue allí donde acordaron reunirse para tratar la situación.

 

El primero en llegar al lugar decidido para el encuentro fue Blankin, el Monarca de las tierras medias, acompañado de su amada Emperatriz Blantan y de su fiel Alférez Blaudio, llegaron en unos hermoso corceles, escudriñando el lugar con sus enormes ojos claros y dejando volar al viento sus largas y rubias cabelleras, en las mejillas se notaba el rosado producido por la larga jornada y el fuerte Sol que bañaba todo el lugar.

 

Luego se presentó Rojaux, el Monarca de las tierras altas, a su lado izquierdo cabalgaba la hermosa Emperatriz Romira y delante de él, en su brioso corcel, su mano derecha en el Reino, el Alférez Roim, impresionaba ver sus abundantes cabelleras rojas, daba la impresión de ir dejando una estela de fuego a su paso.

 

Por último llego el Monarca de las tierras bajas, las más fértiles de la región, el gran Nehumj, imponente, con su Emperatriz Negentia y secundado por su poderoso Alférez Necom, lo oscuro de su piel solamente se podía comparar con el azabache, pero sus ojos, mas negros aún, daban destellos que semejaban a las estrellas que adornan la bóveda celeste en las oscuras noches de luna nueva.

 

Al encontrarse los tres Monarcas, descendieron de sus cabalgaduras y en un saludo de hermanos se dispusieron a resolver la situación.

 

Estaban en la búsqueda de una solución para el cuido y orientación de sus pueblos cuando a Nehumj se le ocurrió que realizaran unos juegos de estrategia entre Los Tres Reinos y el Monarca que superara la contienda obtendría el mandato total y la gran responsabilidad de dirigir a todo el espacio que ocupaban  Los Tres Reinos uniéndolos en uno solo, resolviendo así la situación que se les había presentado, estuvieron todos de acuerdo y se retiraron a sus respectivos castillos a preparar los equipos que participarían en dicha contienda.

 

Habían decidido que cada equipo estaría conformado por 7 guardias reales, el Alférez, dos Saeteros con sus saetas de redes, capaces de capturar a cualquier contendiente con el uso de sus arcos, dos Unicornios con sus maravillosos poderes mágicos que le permitían desaparecer en un lugar y aparecer a 3 leguas de distancia para tomar el control del lugar donde aparecieran y dos Catapultas.

 

Las Emperatrices viendo lo interesante del evento y sabiéndose tan responsables de sus pueblos como sus Monarcas, indicaron que no querían quedar por fuera de este maravilloso suceso y solicitaron que las dejaran participar, sus esposos, luego de pensarlo concienzudamente estuvieron de acuerdo en su participación; sabían de las altas capacidades estratégicas que poseían.

 

De pronto a Blankin se le ocurrió que deberían invitar a sus respectivos hechiceros, todos sabían que esto le daría más intensidad a la contienda y concordaron en hacerlo, fue así como los hechiceros fueron invitados a participar.

 

El día del torneo llegó y en el lugar indicado fueron llegando los diferentes equipos de contienda, era espectacular verlos llegar en formación, al frente venían los Alférez marchando con sus relucientes uniformes, sus penachos multicolores y su paso firme, llegaban flanqueados por 7 guardias reales, los mas osados, valientes y leales de toda la tropa, marchaban 4 a su izquierda y 3 a su derecha, en el rostro se dibujaba una expresión de orgullo por haber sido escogidos en este muy selecto grupo.

 

Al final de la fila a su derecha y un poco más adelantado que los guardias, llegaba el hechicero haciendo ademanes y lanzando todo tipo de conjuros dispersando las malas energías que pudieran ir encontrando en el camino, justo en la fila siguiente y detrás de su Alférez llegaba cada Monarca acompañado de su Emperatriz, llegaban en sus hermosos corceles, ellas venían , a la izquierda, en el lado del corazón de su Monarca, ese lugar tan especial dónde se cultivan los amores más preciados, el amor por su Reino, por su pueblo, por su familia… por su Emperatriz.

 

Los Saeteros, uno a cada lado de la pareja Real, con sus arcos y sus saetas de redes, observaban en todas direcciones tratando de memorizar el campo de contienda para un mejor desempeño en el momento de la confrontación, una posición más alejada venían los Unicornios retozantes, era impresionante ver la maravillosa estela de colores que dejaban a su paso y sorprendían a todos con esa maravillosa capacidad de aparecer y desaparecer continuamente, un poco más afuera de la formación finalizando la fila en ambos extremos, se veían venir las catapultas, enormes, imponentes, incluso atemorizantes, preparadas a capturar a todos los contendientes contrarios que les fuera posible. Era una imagen colosal verlos rodeando todo el campo, cada equipo en su lado del Reino del que provenían.

 

Se reunieron en el centro del campo los tres Monarcas y luego de un afectuoso saludo y el repaso de las reglas de juego, decidieron que Blankin fuese el primero en actuar, se dieron las manos y Rojaux dijo en voz alta para que todos los equipos le escucharan:

 

 “QUE EL MONARCA QUE SALGA VICTORIOSO DE ESTA MAGNA CONTIENDA SEA DESIGNADO PARA REGIR EL DESTINO DE NUESTROS PUEBLOS, QUE LOS DIOSES LE ACOMPAÑEN EN TAN ARDUA LABOR Y ESTÉ CONVENCIDO QUE CONTARÀ CON EL APOYO INCONDICIONAL DE TODOS LOS OCUPANTES DE LOS TRES REINOS Y DE SUS EQUIPOS DE BATALLA, QUE A PARTIR DE ESE MOMENTO SERÁN UNO SOLO, SERÁ OBEDECIDO Y RESPETADO EN TODO LUGAR Y MOMENTO, CONTANDO CON NUESTRA LEALTAD Y APOYO INCONDICIONAL HASTA EL FINAL DE LOS TIEMPOS”

 

"¡OCUPAD VUESTRAS POSICIONES!

 

Todos los integrantes se dirigieron a sus posiciones iniciales y el Monarca Blankin dio inicio a la contienda indicando el primer movimiento.

 

“QUE LOS DIOSES LE DEN LA VICTORIA AL MAS SABIO Y HABÍL DE NOSOTROS” dijo Rojaux y todos gritaron al unísono

 

“QUE ASÍ SEA”

 

Ahora armad el tablero, colocad las piezas y escribid la historia siguiente a este épico inicio, ayudad a Blankin, Rojaux y Nehumj a conquistar Los Tres Reinos y convertidlo en uno sólo, grande y majestuoso.

 

Que sus Dioses os ayuden aclarando vuestro entendimiento y os acompañen hasta el final de esta espectacular aventura medieval.

 

¡QUE COMIENCE EL TORNEO!.

___________________________Ingresa tu texto aquí

La Historia
gallery/monarca
gallery/emperatriz
gallery/alferez
gallery/guardia
gallery/teniente
gallery/capitan
gallery/catapulta
gallery/unicornio
gallery/saetero
gallery/hechicero

Haz clic sobre las imágenes para verlas más grandes